lunes, 30 de septiembre de 2013

Cursa del Cérvol y algo más!

La carrera tuvo lugar el pasado 29/09 en Vallirana. Una carrera de montaña, durilla por el sol que pegaba pero con un final feliz!

El miércoles anterior fuimos con Clara ha hacer el recorrido. Llegaba de unos días en los que había tenido fiebre, gastroenteritis,.... dónde el ibuprofeno y la  amoxicilina no me ayudaban mucho a estar al 100%. Me encontraba flojo pero con ganas de hacer el recorrido. Por otra parte, en la web ponía que había un desnivel acumulado de 522m, así que iba con la idea de un entreno tranquilo y con desnivel moderado. Comenzamos el entreno, se hizo un poco tarde, así que nos tuvimos que poner el frontal al poco de empezar. De repente me encontré con una rampa que no acababa nunca. Me desmotivé un poco, ya que como decía iba con la idea de algo tranquilo, era tarde, no estaba del todo fino y ya me desmotivé un poco cuando solo llevábamos 5Km... Pobre Clara que me tuvo que aguantar y andar más de lo que hubiera querido. Después de 2 horas, perdiéndonos unas cuantas veces, teniendo que bajar con cuidado por unas trialeras que eran bastante técnicas y encima de noche con el frontal,...cuando llegamos al coche, nos fuimos directos para casa.
Como os podéis imaginar no me quedé con buenas sensaciones para la carrera. Creo que al pensar que iba a ser algo bastante llano y tranquilo, y encontrarme con esas 2 rampas interminables con mi cuerpo y mente al 50%, me mató.


Vista de Vallirana des de la cima
Reconociendo el trazado!

 Suerte tuve al día siguiente que pude cargar pilas al 100%. Tuvo lugar la 5k@EASD, una carrera de 5Km para "cambiar la diabetes". Allí tuve el placer de conocer por primera vez a algunos/as grandes Diatlétics. Quiero aprovechar para mandarles un saludo y abrazo a todos ellos y decirles que estoy esperando ese email para encontrarnos de nuevo!


Participantes de la 5K@EASD
 
Corriendo los 5Km en el Estadi Olimpic con Emili detrás!

Así que con los ánimos un poco más altos, me planté el domingo en Vallirana. En esta carrera iba a correr con la ya archiconocida Clara, mi compañero de entrenos Marc y un gran triatleta y ironman amigo de mi pueblo, Xavi. Una vez allí, me volvieron de nuevo a la cabeza esos momentos malos del entreno con Clara. No estaba muy motivado, supongo porqué intuía que no la podría disfrutar ni hacer un buen tiempo.
Control de azúcar antes de la salida: 201 mg/dl! Y salimos. Xavi estaba en primera línea así que no lo iba a ver hasta la llegada a meta. Clara y Marc salen bien y yo me quedo estancado en el mogollón (pensándolo ahora, supongo que la falta de motivación me hizo salir de los últimos). Eran las 9:45h y el sol ya picaba un montón. Iba a ser una carrera durilla con ese sol apretando tanto. Empecé a correr tranquilamente, tampoco me encontraba muy bien. Después de 1,5Km de asfalto, dónde ya me encontré con Marc (el pobre hacía unos cuantos días que no entrenaba y no estaba a tope), ya entrabamos en la montaña. A los 3Km me volví a encontrar con la primera y famosa rampa. Conociendo lo larga que era (1,5Km más o menos), me puse las manos en las rodillas des del primer momento y no paré hasta llegar arriba. La verdad es que fue muy buena idea, ya que no tengo la forma física como para poder correrla entera, y de esa manera llegué arriba bastante fresco y ganando muchas posiciones. Al final de la subida ya veía a Clara y empezaba a sentirme mejor. Ahora nos esperaban bajadas y más bajadas hasta el Km 7.5. Ahí empezaba otra subida hasta el Km 10, y ahora sí, me encontraba bien. Empezamos por una trialera muy bonita para luego acabar subiendo hasta la cima por pista. Ahí atrapé a Clara. Hablamos un poco y nos dimos ánimos. Llegamos arriba y yo paré un ratillo en el avituallamiento a beber mucha agua ya que estaba muy muy seco. Ahí perdí de nuevo a Clara. Ahora nos esperaban 5Km con un par de repechos y una bajada constante hasta la meta. Bajamos por una trialera muy técnica y bonita dónde lo di todo. Luego seguimos un poco más por pista y ya llegábamos de nuevo al pueblo. Ahí volví a ver a Clara. Deberían quedar unos 700m hasta la meta. Esa fue mi motivación para dar un punto más y apretar al máximo. Apretaba  y adelantaba a gente pero ella parecía ir al mismo ritmo que yo, no podía pillarla. Pensé en dejar de apretar por unos momentos, ya que no veía que me acercara, pero decidí seguir apretando. Cuando quedaban unos 200 metros, veía que me acercaba  y que ya estaba más cerca. Justo cuando quedaban 50 metros y una curva para la llegada conseguí pasarla y entrar a meta! Conseguí acabar en 1h 31min 16seg y con el azúcar en 121 mg/dl ! Clara entró 8 segundo después y Marc tardó solo unos 7 minutos más. Xavi ya estaba recuperado, esperándonos a la llegada. Él había terminado en 1:20, dentro del Top 10, aún teniendo la rodilla jodida.
La verdad, no me esperaba disfrutar tanto de esta carrera. Me imagino que al no albergar ningún tipo de expectativas ni presión y encontrarme mucho mejor con el paso de los quilómetros, hizo que al final me lo pasara tan bien!



Por ahora creo que ya no voy ha correr tantas carreras de estas distancias. Llevo unos días controlando bastante bien el azúcar en entrenos más largos largos y esta ha sido la razón para apuntarme a la Mitja Volta (43Km +1600m) de la UltraTrail Collserola. En los entrenos largos tengo unas sensaciones muy distintas, siento que estoy mucho más en contacto conmigo, a cuando hago 10 o 15Km. Me parece que le estoy pillando el gustillo a eso de tirar horas, y ahora tengo que preparar mi cuerpo para ello. Así que este domingo haremos una Marxa de 41,8Km con mi madre y Emili para empezar a conocer la distancia. Estoy muy contento con este nuevo horizonte!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario